jueves, 2 de agosto de 2007

Primeros días

Ayer fui a la universidad a presentarme, y una secretaria me dio una lista de cosas por hacer (abrir una cuenta en el banco, conseguir mi tarjeta de la universidad, etc.). Dediqué la mañana a ir enterándome. Lo único malo fue que no me encontraran en el sistema informático cuando fui a por la tarjeta... pesadillas de tiempos pasados reverberaron en mi mente. Volví a la residencia a buscar a Rana, fuimos a comer, y luego cogimos el tranvía para ir a la otra parte de la ciudad (el Danubio pasa a través de Linz, y nosotros estamos en la parte norte, la más pequeña, donde también está la universidad). Dimos un paseo por allí hasta la vuelta para la cena. Un sitio bonito y tranquilo aparentemente, lo único por lo que quejarme es que no hace mucho calor, parece que no es habitual llegar a los 30 grados.




Hoy hemos venido Rana y yo a mi despacho, y resulta que un buen amigo, al que yo ubicaba en Linz pero de viaje por ahí, resulta que estaba en el edificio de al lado.


Además, hemos conocido a una chica española que está haciendo aquí el doctorado, y mañana iremos de cena con un grupo de españoles. No hemos tardado mucho en empezar a hacer vida social.

2 comentarios:

Fran dijo...

Hola David!
Recientemente me ha hablado Maria de este nuevo Blog, para tu nueva residencia.
Parece que te has propuesto"Bloggear" todo el planeta. De momento ya has tocado dos continentes.

Por que las comparaciones son odiosas, y tampoco sé que tal te cae el personaje en cuestión. Pero, salvando las distancias me recuerdas a Javier Sardá en "DutiFri".
Como no has estado en españa, igual no sabes de lo que te hablo. Es un programa en el que Sardá recorre todo el mundo, y se sirve de los españolitos que acamparon en cada lugar que visita, como guias turísticos.

Actualidad televisiva a parte.
Espero que tengas suerte en esta nueva andanza en Aunstria.
La verdad es que tiene que ser una maravilla poder vivir allí, al menos un tiempo, porque creo que es un pais muy bonito.

Además, que es un ejercicio muy saludable, vivir en un pais distinto al propio, para ver lo que se cuece, y como funcionan las cosas lejos de la piel de toro.

Pues dandote recuerdos para tu querida mujer Rana, me despido(es un poco raro que alguien que no me conoce, se acuerde de mí, pero bueno).

Seguro que en alguna otra ocasión te encuentras con algún comentario mas por mi parte en este Blogg.

Un Abrazo desde LA PATRIA.

Claudiu dijo...

maketo! dale de comer a domingo...que se ha quedado muy delgado....