martes, 16 de octubre de 2007

Finde completito

Estoy aprovechando bien... el jueves hicimos una fiesta en mi casa para despedir a Domingo, que se vuelve con un contrato a Santander. Fuimos poquitos, pero lo pasamos bien. ¡Suerte, Domingo! De la cocina se ocupó mi buen amigo Fernando, que anda visitándome, y dejó a todos encantados (tortilla, paella, entradas...)


El viernes por la tarde salí un poco pronto del trabajo, porque siendo Día de la Hispanidad los españoles estábamos invitados a la embajada en Viena. Así que unos cuantos nos fuimos desde Linz. Cuando llegamos, estaba aquello lleno: el reclamo de los canapés gratis fue irresistible para muchos, sobre todo estudiantes. Yo fui para ver la embajada y tal, cosa que nunca había hecho, y fue como me esperaba. Algunos siguieron la fiesta después en otro sitio, yo me volví en tren a medianoche con Fernando. En la foto, con Andrés y Nora a la izquierda, y la madre de otra española, que vino de visita.


Y el domingo volvimos a quedar los españoles, porque algunos quieren organizar actividades, como por ejemplo un baile social, de esos a los que va la gente de dinero, para recaudar para futuros proyectos de la asociación de españoles aquí. Al final, la cosa se alargó con comida en un buffet asiático (carillo pero abundante y de calidad aceptable) y café por la tarde.


Ayer tuvimos ensayo general para una evaluación del RICAM que hay la semana que viene, donde los de la Academia de Ciencias austriaca vienen a ver lo que se ha hecho en los últimos años. Yo pinto poco porque soy nuevo, pero he tenido que estar igualmente.

Rana vuelve en una semana, lo estoy pasando muy bien estos días pero ya hay ganas de que vuelva, sigamos con la vida normal y nos busquemos cosas que hacer juntos...

1 comentario:

Domingo dijo...

Hombre, si dices que rana se lo esta pasando bien entonces eso significa que su padre esta bien, ¿no?. Por cierto, desde que estas de rodriguez vuelves a ser el mas marchoso ;)