miércoles, 15 de octubre de 2008

Visita guiada en Linz

El domingo, con la excusa del día de la Hispanidad (sea lo que sea eso), quedamos unos cuantos para una visita guiada. Al final fue en alemán+inglés, pero se entendió todo (por mi parte, sólo el inglés). Nos contaron muchas cosas, aquí van las más curiosas:
  • El Danubio, río que cruza Linz, fue la frontera del imperio romano durante más de 600 años.
  • La ciudad era en tiempos antiguos un centro de comercio de sal, un producto valioso que es abundante en Austria. La plaza mayor de Linz fue construida en 1260, y casi consistía sólo en eso.
  • Napoleón ocupó tres veces la ciudad. Finalmente, se construyeron 32 torres fortificadas alrededor de la ciudad (11 de ellas aún quedan). Desgraciadamente, Napoleón murió antes de que valieran para defenderse de él.
  • Johann van Beethoven, hermano del compositor, compró una farmacia en la plaza mayor, con la que se hizo rico vendiendo material médico a los soldados de Napoleón (y por supuesto siendo considerado un traidor en la ciudad). Una vez mandó una carta a su hermano Ludwig, firmando "de tu hermano Johann, poseedor de tierras". Su hermano le contestó con otra carta firmada "de tu hermano Ludwig, poseedor de un cerebro".
  • Hitler vivió en Linz cuando era un chaval, antes de intentar estudiar arte en Viena, donde fue rechazado en la universidad (aquí hay algunos dibujos supuestamente suyos). Se fue de Linz a Alemania para evitar el servicio militar (que acabó haciendo, irónicamente, en Alemania). Yo ya había oído antes que sus padres son de un pueblo cerca de Linz, y que Hitler tenía grandes planes para la ciudad: quería convertirla en una de las capitales del Reich. De hecho, estos días, y como anticipación a que Linz es capital cultural europea en el 2009, hay una exposición llamada "Capital cultural de Führer" (un artículo en inglés).
  • Tras la Segunda Guerra Mundial, Linz dividida en dos: el Danubio era la frontera entre la parte rusa y la parte estadounidense. Esa situación duró más de diez años.
  • La calle principal, Landstrasse (calle del campo) se llama así porque originalmente no formaba parte de Linz: la ciudad se limitaba a la plaza principal.
  • Mozart visitó Linz 11 veces. Casi todas ellas por un motivo trivial: para volver de Alemania a Viena lo hacía en barco, y había que cambiar de barco en Linz porque no podía pasar por debajo del puente. Otra ilustre visitante de Linz, por el mismo motivo, fue la emperatriz Sissi.
  • Sin embargo, Mozart fue invitado una vez por un rico habitante de Linz, que le pidió que interpretara algo en un concierto unos días después. Como no había traído nada preparado, compuso una sinfonía en tres días (la sinfonía nº 36 en do mayor, KV 425, también llamada Sinfonía de Linz).
  • Por cierto, en aquella época los músicos eran el escalafón más bajo de los trabajadores, iguales o peores que limpiadores y cocineros en un palacio. Los artistas de aquella época eran los que pintaban y esculpían.
  • El emperador Federico III murió en Linz a los 77 años (una edad prodigiosa en aquella época). De hecho, a esas edades sobrevivió a la amputación de una pierna; se dice que murió, de hecho, por un empacho de melones.
  • Tras la Guerra de los Treinta Años, la situación era que el monarca era católico pero la mayoría de la población era protestante. Este decidió que sus súbditos debían tener la misma religión que él, así que decretó que todos debían convertirse o dejar el país en el plazo de un año. Para sorpresa suya, miles y miles de personas emigraron al este, prefiriendo eso a renunciar a su fe.
  • El patrón de los bomberos es San Florián (quizás no en todo el mundo). Este santo vivió cerca de Linz, y según la leyenda está enterrado en el monasterio de Sankt Florian, no lejos de aquí. Se dice que salvó de un gran incendio a la ciudad de Nuremberg. Según la wikipedia en inglés, hay una plegaria a San Florián que dice algo así como "Oh San Florián, salva mi casa, quema alguna otra" (¡!).

1 comentario:

Andrés dijo...

Ese pedazo de redactor. Muy buen resumen del paseito.
Un abrazo,
Andrés